Faber Castell

La idea de colocar una mina de grafito en una pieza de madera nace en 1761 en Alemania y es el origen de una empresa que, con el paso del tiempo, se ha convertido en la más antigua en la fabricación de útiles de escritura. En 1993 se inicia la comercialización de escritura de lujo, con productos de tiempos pasados y acercarlos a nuestros días inspirándose en maderas nobles y metales selectos. Los distintos útiles que componen la colección combinan elegancia y funcionalidad exquisitas. Un intemporal diseño y un artesanal trabajo que otorgan una personalidad única a cada una de las piezas.

Colecciones