Sheaffer

La pluma estilográfica Sheaffer lleva el sello distintivo de una cuidadosa producción artesanal, como corresponde a una marca de prestigio. Constituida en Iowa (EE.UU.), en 1913, la compañía no ha cesado de perfeccionar su arte desde sus inicios.Hábiles artesanos, formados en la exclusiva tradición de Sheaffer, se ocupan de la elaboración manueal de las plumas, que puede requerir hasta 300 pasos. El color de cada plumín refleja el secreto de su fuerza y su calidad, y su brillo único se consigue gracias a una combinación especial de materiales, que abarca desde aleaciones metálicas hasta oro puro. Cada plumín se inspecciona, se bruñe y se calibra a mano de forma experta para garantizar su perfección.